¿Qué es la DISONANCIA cognitiva? El JUEGO del AUTOENGAÑO

A veces lo que mejor encaja con nuestras necesidades no es lo que más nos gusta, o esto último supone gastar más de lo que habíamos previsto. En consecuencia dudamos, pensamos en uno y en otro y valoramos cuales son las ventajas de cada una de las opciones.
Una vez que elegimos la opción que nuestra lógica nos ha dado como mejor, las ventajas de la opción que no hemos elegido siguen rondando en nuestra cabeza (Memoria), lo que produce una sensación de malestar que tratamos de eliminar ¿Cómo?:

  • ¿Cómo lo eliminamos?
    • Amplificando las ventajas de nuestra elección
    • Quitando importancia a las ventajas de la opción no elegida
    • Verbalizando las razones y ventajas de la opción elegida con otro individuo
    • El individuo evitará información nueva que pudiera apoyar la opción no elegida.

Este fenómeno de posible malestar y la consiguiente búsqueda de ajuste (sentirnos bien), entre nuestros pensamientos y comportamiento, es lo que se conoce como disonancia cognitiva, descrito por Leon Festinger (1957). Este fenómeno es el que puede incitarnos a mentirnos a nosotros mismos (autoengaño).


Experimento de la disonancia cognitiva

Con el siguiente experimento que se realizó, puedes ver cómo somos capaces de mentir y auto engañarnos cuando se produce la disonancia cognitiva:

Se convocaron estudiantes, con el fin de realizar una tarea muy aburrida de mover clavijas de un lado a otro. Una vez que fue presentada la tarea a la que se tenían que dedicar, los estudiantes fueron divididos en dos grupos. Uno de los grupos recibiría 20 dólares por cada nuevo participante que consiguieran para realizar la tarea de mover las clavijas. El otro grupo solo recibiría 1 dólar por cada nuevo integrante que consiguieran para realizar la misma tarea que ellos.

Juego de clavijas, mover las clavijas, experimento disonancia cognitiva.

Después de un tiempo, se volvió a reunir a los estudiantes y se les pidió una valoración de la tarea que habían realizado. ¿Qué grupo podríamos suponer que tuvo una valoración más positiva de la tarea? Pues bien, el grupo que había recibido 1 dólar por cada integrante nuevo había dado una valoración más positiva que los que habían recibido 20.

Como puedes ver existe una disonancia cognitiva ya que el grupo que había recibido 20 dólares no tenía la necesidad de cambiar su valoración sobre el juego debido a que la compensación monetaria era lo que ajustaba el malestar que producía mentir a otros compañeros y realizar la tarea. Sin embargo, el grupo que había recibido 1 dólar tuvo que realzar las ventajas de mover las clavijas de un lado a otro ya que esta sería la única forma de acabar con el malestar y conseguir el ajuste cognitivo (sentirse bien) para mentir a sus compañeros de que era una tarea divertida.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *