¿Es el cerebro un papel en blanco? ¿Valemos todo el mundo para todo?

Lo cierto es que no, siempre se ha tenido la idea de que el cerebro es una página en blanco en la cual se pueden escribir todos los elementos que queramos para determinar las conductas de los individuos pero lo cierto es que no es así ya que como defiende la psicobiología, la psicología humana no solo depende de los estímulos que percibimos o hemos percibido a través de nuestro sentidos si no que también depende de los genes que forman nuestro cuerpo, únicos en cada individuo. De esta forma el norteamericano Robert Woodworth planteaba el método (E-O-R) como principio de la conducta humana. E-O-R tiene como significado Estímulo-Organismo-Respuesta, es decir, se produce un estímulo captado por nosotros a través de los sentidos, el organismo lo interpreta y por último se da una respuesta a la interpretación que nuestro organismo ha dado.

Una vez que entendemos estos conceptos y sabemos en que se basa la conducta de los individuos podemos determinar que ¨No todos estamos hechos para llevar acabo una actividad en concreto¨ aunque sea mucho el deseo de alcanzarlo. Este pensamiento que defendía Watson en su obra «Behaviorism» (1930) el cual solo tenía en cuenta la educación como único factor para determinar las capacidades de un individuo dejando de lado la biología, siendo las mismas capacidades de los individuos dependientes en si de términos biológicos, como pueden ser la inteligencia lógica, emocional, espacial… Tiene muchos pies por los que cojea. Aún así hoy en día sigue sirviendo como arma sociológica y política. Es triste que en vez de enseñar a las personas a encontrar cuales son sus aptitudes naturales y así poder usarlas en su beneficio para fines tanto económicos como sociales se intente dar falsas esperanzas de que todo el mundo vale para todo, creando así una sociedad de crispación e infelicidad.

Todo el mundo es especial y tiene cualidades únicas que te hacen brillar respecto a los demás, solo tienes que encontrarla y observaras como todo lo que haces tiene un mayor sentido, por lo que podrás dejar de lado la frustración. Es mejor dedicar un tiempo a reflexionar cuales son tus cualidades que ir por el mundo con los ojos vendados dando palazos al aire. Con todo esto no quiero decir que no se ha de intentar cosas nuevas pero si hay que ser objetivo y saber en que areas tenemos más facilidades para llevarlas acabo y en cuales se nos hace más difícil ya que como resultado tendremos una vida más fácil.

Estos argumentos y reflexiones personales se apoyan en las bases de la psicobiología (E-O-R) como he mencionado anteriormente, ya que no es correcto determinar las conductas de los individuos únicamente como estímulos (por ejemplo la educación) si no que también hay que tener en cuenta el factor biológico. ¿O estas en contra de Albert Einstein? “Todos somos genios, pero si juzgas a un pez por su capacidad para escalar árboles, vivirá toda su vida pensando que es un inútil.”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *