El ESTRÉS, la NUEVA PANDEMIA del SIGLO XXI

El estrés es un sentimiento de tensión física o emocional, es una reacción de nuestro cuerpo ante un desafío o demanda.
Pero aunque parezca mentira el estrés en pequeñas dosis es positivo ya que es un motivo para ponernos manos a la obra y realizar aquellas cosas importantes que tengas planeadas.


¿Cuándo empieza a ser un problema? El estrés empieza a ser un problema cuando esas sensación de tensión física o emocional no desaparece aunque hayamos realizado la tarea que la causó.
Por esta razón debemos de distinguir entre dos tipos de estrés:

1. Estrés agudo:

Se trata de el estrés que aparece en momentos determinados pero desaparece rápidamente. Por ejemplo cuando bajamos una pendiente esquiando a alta velocidad o cuando nos enfrentamos a una situación nueva a la que no nos hayamos enfrentado anteriormente.
Este estrés no es negativo ya que nos hace estar alerta y decidir nuestras acciones con mas precisión para no ser dañados (emocional o físicamente).

2. Estrés crónico:

Se trata de el estrés que aparece por un motivo concreto pero este no desaparece aunque ese motivo desencadenante ya haya desaparecido, por lo que se extiende durante un tiempo prolongado. El principal problema de este tipo de estrés es que nos podemos llegar a acostumbrar a el pero en el fondo nos esta perjudicando a la salud.
estos problemas se deben principalmente a que nuestro cuerpo se encuentra en alerta constantemente lo que puede causar los siguientes problemas:

  • Principales y más comunes de los problemas desarrollados por estrés:
    • Presión arterial alta (riesgo de problema cardiovasculares)
    • Diabetes
    • Obsesión
    • Depresión
    • Problemas de acné
    • Problemas menstruales

Ahora que sabemos que es el estrés y que tipos de estrés hay, debemos saber como detectar que estamos estresados.


¿Cuáles son los síntomas de que tenemos demasiado estrés?

  • Los principales efectos de un estrés en exceso son los siguientes:
    • Diarrea o estreñimiento
    • Mala memoria
    • Falta de energía
    • Cansancio
    • Dolores de cabeza
    • Uso de sustancias para relajarse
    • Pérdida o aumento de peso

Existen más síntomas para detectar el exceso de estrés pero los mencionados anteriormente son los más comunes que sufre la población común ante este problema.

Por último hay que mencionar que es importante que cuides tu salud mental por lo que si tienes algunos de los síntomas mencionados anteriormente es importante que busques ayuda para que no empeore el problema con el paso del tiempo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *